Paremos de sobreestimar el Liderazgo

El título puede sonar controversial, hasta desafiante, pero es algo que da vueltas en mi cabeza desde hace tiempo. Quizás haga falta desarrollarlo un poco para darle el sentido completo al concepto.

Estoy cansado del protagonismo del liderazgo como motor del crecimiento, los cambios y el cumplimiento de los objetivos organizacionales. De los 10 tips para ser un buen líder, del líder silencioso, el colaborativo, el autoritario, coaching, las diferencias entre un jefe y un líder, y una larga lista de etcéteras.
Estoy de acuerdo con que deban existir líderes capaces de guíar, mostrar el camino, inspirar, motivar, hacer del camino a los objetivos algo tan disfrutable y desafiante como el mismo fin del camino, pero creo que el mundo no termina ahí. O al menos deberíamos equilibrar la balanza un poco más hacia otro lado.

¿Dónde están los artículos que enumeren los tips para ser un buen integrante de equipo?
Para dar un ejemplo puedo citar los roles de Scrum, así como encontramos al Product Owner, el Scrum Master, también hay uno que se llama Team. Démosle más importancia a esto, seamos conscientes del concepto de autogestión y llevémoslo a la realidad cotidiana.

Ahora, insto a los integrantes de equipos a tomar protagonismo, a hacernos algunas preguntas:

  • ¿Quién realmente está al mando?
  • ¿Cuánto incido en la realidad de mi entorno?
    • ¿Poco? ¿Mucho?
    • ¿No tanto como quisiera?
      • Ok. Qué puedo hacer para involucrarme aún más y ser yo quien me cumpla un rol de liderazgo desde algún aspecto en particular, sin una etiqueta.

Cambiemos el foco de: “Qué seria de nosotros sin un buen líder”, a “Qué sería de un líder sin nosotros“.

No voy a ser tan tonto de ignorar los beneficios que aporta un liderazgo positivo en un equipo u organización, el efecto multiplicador de un líder que genera más líderes. Pero para eso, ya existe mucho material de referencia en google🙂

4 comentarios

  1. Es mucho más fácil venderle libros y cursos a una persona que quiere ser líder, que a un muchacho cualquiera que ya forma parte de un equipo. El último es difícil que gaste un centavo en mejorar como engranaje.

    1. Es cierto que el mote de líder es una zanahoria más tentadora para la mayoría. El humilde motivo del post es intentar resaltar el concepto de que existen otras motivaciones dentro de los grupos y que podemos tener la zanahoria que queramos delante nuestro.

  2. Interesante reflexión. Creo que en gran parte es consecuencia de una solución “fácil” para las empresas: “tomar una persona, designarla líder, capacitarla y que se encargue de hacer que el equipo funcione”. Creo que en las iniciativas comunitarias o tipo “open source” la cuestión es distinta.
    Gracias Charly!

    1. Tenés razón. No había pensando el escenario de las iniciativas open source o comunitarias. Ahí claramente es el motus propio de los integrantes lo que los llevan a tener otra actitud. Todos comparten y empujan para arriba como leit motiv.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: